Buscar

Por qué y para qué diseñamos

Recordamos las palabras de John Fly, Presidente del Comité de IFI, en 2011, quien reflexiona sobre la profesión de la arquitectura y el diseño de interiorismo, sus funciones y aportes a la sociedad; además de su compromiso para construir un mundo mejor. Traducimos a continuación sus palabras:


Está en la naturaleza de la humanidad, no solo usar los espacios, sino llenarlos de belleza y significado. Los lugares diseñados con estilo pueden despertar en nosotros un sentido de propósito o un sentido de lo profundo. En los espacios que nos son importantes experimentamos no solo un sentido de lugar, sino también un sentido de quiénes somos y de lo que podemos llegar a ser. Los espacios cuidadosamente diseñados nos ayudan a aprender, reflexionar, imaginar, descubrir y crear. Los grandes espacios son indispensables para las grandes culturas creativas, fomentan las conexiones entre personas e ideas. Como profesionales del diseño, nuestro conocimiento nos permite formar espacios que responden a las necesidades humanas, estos espacios humanos son el dominio de nuestra competencia, nuestra pasión y nuestro trabajo. Usamos el espacio de manera responsable, practicamos nuestra profesión con el mayor respeto, involucrando a la economía mundial y los recursos naturales de una manera sostenible. Diseñamos pensando en la salud, la seguridad, el bienestar y las necesidades de todos. Después de todo, diseñamos para la humanidad, nuestro cliente final. Damos forma a los espacios que dan forma a la experiencia humana, esto es lo que hacemos, lo que creamos, lo que damos. Así es como nos ganamos nuestro lugar en la mesa humana, es por eso que nuestro trabajo es importante para nuestros clientes, para nuestras sociedades y para nosotros mismos. Es la diferencia que hacemos y por qué elegimos esta noble profesión.
Respecto al valor
La profesión proporciona liderazgo y utiliza un proceso interactivo e iterativo que incluye descubrimiento, traducción y validación, produciendo resultados medibles y mejoras en los espacios interiores y en la vida de las personas que los utilizan. Este proceso ofrece ventajas económicas, funcionales, estéticas y sociales, que ayudan a los clientes a comprender el valor de sus decisiones y permite tomar mejores decisiones, que son beneficiosas para los usuarios y la sociedad. Se recomienda que la profesión se convierta en una voz confiable y desarrolle múltiples modelos de investigación en los contextos de patrones físicos, emocionales y de comportamiento de los usuarios.
En cuanto a la relevancia
La profesión define los proyectos y sus compromisos y defiende la experiencia humana en todos los niveles. Los arquitectos y diseñadores de interiores sintetizan a la humanidad y las universidades, traducen la ciencia en belleza, abordando todos los sentidos. El practicante escucha, observa, analiza, mejora y crea ideas, visiones y espacios originales que tienen un valor medible.
En cuanto a la responsabilidad
La responsabilidad de los arquitectos y diseñadores de interiores es definir una práctica que requiere experiencia: educarnos a nosotros mismos y al público, y posicionarnos en el ámbito público como expertos en cuanto a la construcción. La responsabilidad de los arquitectos y diseñadores de interiores es hacer avanzar la profesión y abdicar por el bienestar social.
En cuanto a la cultura
Como empresa creativa, el interiorismo es un modo de producción cultural, es un hacedor de lugares, que interpreta, traduce y edita el capital cultural. En un mundo global, el diseño de interiores debe desempeñar un papel para conservar la diversidad cultural.
Respecto a los negocios
La profesión de arquitectura y diseño de interiores aporta valor a sus adquisiciones, mejora el bienestar, como factor de desarrollo económico, y proporciona liderazgo estratégico, resultando en inversiones de retorno polifacéticas. Los arquitectos y diseñadores de interiores abdican por la educación para el beneficio continuo de la conciencia de la profesión.
Referente al conocimiento
El conocimiento teórico, aplicado e innato es fundamental para la práctica de la arquitectura y el diseño de interiores. La confluencia de la psicología ambiental y la ciencia de la antropometría son fundamentales para el conocimiento cuantitativo y cualitativo que forma la práctica de la arquitectura y el diseño de interiores.
Y en cuanto a la identidad
Los arquitectos y diseñadores de interiores determinan la relación de las personas con los espacios, en base a parámetros psicológicos y físicos para mejorar la calidad de vida.

Pueden ver el video de la declaración aquí.

Asociación de Diseñadores Interioristas Profesionales del Uruguay. Miembro profesional de IFI.

Addip_blanco.png
IFI_blanco_sinfondo.png

+598 2413 7396

+598 92 473 913

 

Pablo de María 1063
Montevideo, Uruguay

 

secretaria@addip.org

sociosaddip@gmail.com

  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
SUSCRIPCIÓN AL
NEWSLETTER SEMANAL

© 2020 Addip Uruguay.